Cuando


tenga


la Tierra

Informe sobre el fenómeno del desplazamiento forzado, despojo y desterritorialización de los campesinos y campesinas de la Hacienda Bellacruz

CUANDO TENGA LA TIERRA

CONTEXTO INICIAL

El conflicto por la tierra es un fenómeno transversal en la historia de Colombia; sin embargo, es necesario aproximarnos al contexto en el cual se empezó a gestar el conflicto en el sur del Cesar. Aspectos como el abandono estatal de la periferia, la ubicación estratégica de las tierras del sur del Cesar, y en sí mismo, la extensión y riqueza de la Hacienda Bellacruz, fueron suficientes para que actores violentos ejercieran una disputa por las tierras baldías.

MODELOS ECONÓMICOS Y APROPIACIÓN DE BALDÍOS

Con un contexto de inoperancia estatal, y frente a la llegada de personas a la región, los campesinos y otros actores del conflicto forjaron modelos económicos opuestos, a partir de la destinación de la tierra. Por un lado, los colonos llegaron a la zona y se establecieron en tierras baldías y se convirtieron en campesinos, quienes, desarrollaron una agricultura de subsistencia, basada en el cultivo de maíz, plátano, sorgo, árboles frutales y otros cultivos de pancoger. Por otro lado, la Familia Marulanda, llegó a la zona a consolidar su proyecto inicial de tenencia de la tierra e impulsar un modelo agroindustrial. A continuación abordaremos hechos que se dieron desde 1934 hasta 1971, año del nacimiento formal/juridico de la Hacienda Bellacruz.

APROPIACIÓN DE BALDÍOS

Un elemento de importancia que transformó las relaciones entre los actores y dinamitó la convivencia en la región fue el uso de la fuerza para la consolidación de intereses económicos. Según las denuncias, Alberto Marulanda Grillo adelantó a través de mecanismos/ métodos coercitivos la consolidación de su proyecto de económico, tales como:

Organización Campesina y Desencadenamiento de la Violencia

Frente a la activación del uso de la violencia como mecanismos de control de la tierra, los campesinos y campesinas reforzaron esfuerzos en posibilitar un proceso organizativo comunitario que pudiere hacerle frente a manera de resistencia pacífica a la avanzada de la Familia Marulanda. No obstante, y a pesar del importante proceso campesino, la radicalización de la violencia tomaría forma con el desplazamiento forzado del 14 de febrero de 1996. Este hecho representa un antes y un después en la historia del conflicto por la tierra en el sur del Cesar. A continuación, podremos entender hechos que se dieron desde 1972 hasta 1966, relativos al proceso campesino y la arremetida violenta paramilitar.

RESISTENCIA DESDE AFUERA

Debido al proceso organizativo gestado antes del desplazamiento, los campesinos y campesinas pudieron mantener a su comunidad cohesionada a pesar de la materialización de la violencia. La idea de poner en la mesa nacional, la situación humanitaria de las victimas del desplazamiento de la Hacienda Bellacruz fue supremamente importante, puesto que la incidencia fue el camino para consolidar exigencias y reparaciones. En este acápite se visibiliza los hechos vividos en la zona y en Bogotá después de febrero de 1996.

ACTUALIDAD

A pesar de la consecución de algunas metas en materia de reasentamiento, parte de la comunidad campesina aún no ha sido reparada materialmente debido al desplazamiento. Actualmente, las tierras baldías de la Hacienda Bellacruz están bajo el poder de un consorcio llamado la Dolce Vista Estate, del Germán Efromovich. Las víctimas han seguido visibilizando su caso, buscando el retorno. En este aparte, veremos las exigencias, las protecciones jurisprudenciales, la persecución judicial a líderes, y las exigencias en materia de verdad para la CEV.